La devastadora pérdida de Ranelle Ray dejó un enorme vacío para su madre, sus hermanas, sus sobrinos y, en particular, para su hijo, Jusvani. “Fue decisión de él que su madre se convirtiera en una donante de órganos”, cuenta Marina, la madre de Ranelle. “Y tomó la decisión de inmediato”. Ranelle, que estudiaba enfermería, siempre quería ayudar a los demás y toda la familia encontró consuelo al saber que podían ayudarla a cumplir ese deseo después de su muerte. “Mi tía tendría una gran sonrisa en su rostro si supiera la cantidad de vidas a las que ayudó”, cuenta su sobrino, Marco. En memoria de Ranelle, la familia con frecuencia se reúne para soltar globos al aire. “Cuando soltamos globos”, explica Marina, “nos mantenemos conectados con Ranelle. Estoy orgullosa de mi hija, como lo he estado siempre. Le dio a alguien una segunda oportunidad de vida”.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.

Inscritos Total: 608,063
(Hasta el 21 de septiempre, 2017)
© 2017 Puerto Rico Donor Registry