Durante los últimos dos años Rosalía Mora y Luis Fernando Rodríguez han transitado caminos que nunca se imaginaron que iban a recorrer. Después de que un accidente de motocicleta resultara en la pérdida de su hijo Luis Javier, de catorce años de edad, la familia luchó para comprender la tragedia y encontrar inspiración para el futuro. Su decisión de donar vida pareció una revelación. En la muerte, Luis Javier salvaría las vidas de otros. La Familia Rodríguez Mora se convirtió en voluntarios activos de LifeLink de Puerto Rico, y Rosalía y Luis se unieron a la Junta Asesora de LifeLink  de Puerto Rico como representantes de las familias de los donantes. Aunque sus vidas nunca serán iguales, encuentran consuelo al hablar sobre la importancia de la donación de órganos y tejidos. Decididos a hacer una diferencia la familia Rodríguez Mora atesora el recuerdo de su hijo, mientras dedica tanto tiempo como sea posible a hacer que el regalo de la vida sea una realidad para otros. En vez de vivir en el pasado se concentran en el porvenir, tal como los éxitos de su hijo más joven en las competencias de pista y campo, y el próximo nacimiento de su primer nieto.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.

Inscritos Total: 608,063
(Hasta el 21 de septiempre, 2017)
© 2017 Puerto Rico Donor Registry