La aparentemente idílica niñez de Tania Pérez Díaz se vio repentinamente interrumpida a los ocho años de edad. Los médicos le diagnosticaron una enfermedad cardíaca que ocasionó que sus demás órganos comenzaran a fallar y, a los 11 años de edad, pesaba apenas 54 libras (24.5 kg). Un trasplante de corazón le restauró la salud y le permitió volver a la escuela, tocar el piano y tomar clases de canto y de baile. Tania es muy consciente del regalo especial que recibió y le agradece todos los días a Dios, a sus padres y a la familia especial que le dio una segunda oportunidad.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.

Inscritos Total: 593,625
(Hasta el 26 de junio, 2017)
© 2017 Puerto Rico Donor Registry